¿Cómo convertirse en mangaka?



¿Así que quieres convertirte en mangaka? No es un camino fácil, pero es posible si estás dispuesto a trabajar duro. En este artículo te indicaremos los pasos que debes seguir para hacer realidad tu sueño y, muy probablemente, convertirte en uno de los mejores mangaka de todos los tiempos.

Siguiendo estos puntos, te aseguramos que sí o sí llegarás al estrellato:

  • Dibuja, dibuja y dibuja más.
  • Búscate un buen mentor.
  • Crea un portafolio con tus trabajos.
  • Presenta tu portafolio a las editoriales.
  • Sé persistente y no te rindas nunca.

Si necesitas conocer más títulos que te sirvan como ejemplos en tu carrera como mangaka, en tienda de manga Kudasai, puedes encontrar una gran cantidad de referentes para inspirar tu trabajo. Y qué mejor que vivir este proceso de descubrimiento con total seguridad, garantía y eficacia.

Sin más preámbulos, sigue leyendo y profundiza en los pasos del viaje que debes emprender para convertirte en un artista del manga.

¿Qué es un mangaka?

Mangaka (que en japonés significa "artista del cómic") es un término que se utiliza para los artistas del manga. Y ser uno de ellos es, sin duda, el trabajo soñado por muchas personas.

Pero, ¿qué hay que hacer para convertirse en mangaka? En primer lugar, hay que entender lo que implica el trabajo. Un mangaka es básicamente responsable de todo el proceso creativo, desde la concepción de la historia y los personajes hasta el dibujo y el entintado de las páginas.

No es un trabajo fácil: los mangaka son conocidos por sus largas horas de trabajo y por su gran esfuerzo. Pero si tienes pasión y dedicación, todo es posible. Así que sigue tus sueños y empieza a dar pasos para convertirte en mangaka.

Historia de la profesión

¿Quieres ser mangaka? Es un trabajo muy interesante, y aunque no es fácil entrar en él, es definitivamente posible si se tiene la suficiente determinación. Echemos un vistazo a la historia de la profesión para tener una mejor idea de lo que se necesita para triunfar en esta industria.

Mangaka es el término que designa al dibujante de cómics japonés, y la profesión existe desde hace siglos. El primer manga se publicó en el siglo XVIII, y era un tipo de herramienta educativa utilizada para enseñar a los niños historia y geografía.

No fue hasta el siglo XX que el manga comenzó a publicarse como una forma de entretenimiento, y en la década de 1940 fue un gran éxito entre el público japonés. En las décadas posteriores, los mangaka se han convertido en una parte importante de la cultura japonesa, y sus obras se han traducido a docenas de idiomas diferentes.

Así que si estás interesado en convertirte en mangaka, es importante que sepas que te enfrentas a una dura competencia. Pero si tienes talento y determinación, todo es posible.

¿Qué hacen los mangaka?

Los mangaka son artistas que crean manga, y el proceso es mucho más complicado que simplemente hacer dibujos. Primero se les ocurre una idea para una historia y luego escriben un guión. Después, crean los diseños de los personajes y empiezan a dibujar los paneles.

Es mucho trabajo, pero también es muy divertido. Y lo mejor es que puedes ver tu trabajo publicado y leído por millones de personas en todo el mundo.

Así que si estás preparado para embarcarte en este viaje, aquí tienes algunos pasos que te ayudarán a seguir tu sueño:

Cómo convertirse en mangaka

Aunque parece un trabajo muy complicado, llegar a dedicarse a ello no es tan imposible como parece. Sólo tienes que seguir estos pasos:

  • Dibuja, dibuja y dibuja más: Si quieres ser un mangaka, tienes que tener un don para dibujar. Es esencial. Así que tómate tu tiempo y practica tus habilidades lo máximo posible.
  • Búscate un buen mentor: Un buen mentor puede enseñarte los trucos y ayudarte a desarrollar tu talento.
  • Crea un portafolio con tus trabajos: Debes aprender a seleccionar aquellos esfuerzos que mejores frutos han rendido, y los que sientas que mejor representan tu ingenio, creatividad y capacidad.
  • Presenta tu portafolio a las editoriales: Esta es probablemente la parte más difícil, pero es esencial si quieres triunfar en esta industria.
  • Sé persistente y no te rindas nunca: Como dicen, la práctica hace la perfección. Así que sigue practicando y, quién sabe, tal vez un día te conviertas en un mangaka de fama mundial.
  • ¿Qué ventajas tiene ser mangaka?

    Antes de dar el paso, es importante saber en qué te estás metiendo. Veamos algunas de las ventajas de ser dibujante de manga.

    • Te ganas la vida haciendo lo que te gusta. Esto es un sueño hecho realidad para mucha gente, y no es algo que todo el mundo pueda decir que ha experimentado.
    • Tienes la oportunidad de compartir tus historias y tus obras de arte con el mundo. El manga es amado en todo el mundo, y como mangaka, tienes la oportunidad de dar vida a tus personajes y a tus mundos.
    • Puedes ganar mucho dinero. Si tu manga se hace popular, podrías ganarte la vida muy cómodamente con él. No está mal, ¿verdad?
    • Puedes entregar al mundo la posibilidad de disfrutar de todos los beneficios que trae la lectura del manga.

    Estas son algunas de las ventajas de ser mangaka. ¿Sigues interesado? Muy bien. Pasemos al siguiente paso.

    ¿Cuáles son los retos de ser mangaka?

    Convertirse en mangaka no es un camino fácil, pero es posible. Aquí tienes algunos de los retos a los que te enfrentarás:

    • Debes tener grandes ideas para tus historias, y tendrás que ser capaz de contarlas de una manera que atraiga a los lectores y les haga querer seguir pasando las páginas.
    • Hay que saber dibujar bien. Este es, obviamente, un componente clave del proceso de creación del manga.
    • Hay que trabajar duro. Como mangaka, tendrás que dedicar muchas horas y poner mucho de ti mismo en tu trabajo.
    • Hay que saber aceptar las críticas. Cuando tu obra se publique, será objeto de todo tipo de críticas, y tienes que ser capaz de aceptarlas y aprender de ellas.
    • Hay que mantener la motivación. Esto puede ser difícil, sobre todo cuando las cosas van mal o te enfrentas a rechazos. Pero si quieres alcanzar tu sueño, tienes que encontrar la manera de mantenerte motivado.

    Conclusiones

    Quieres ser un mangaka. Siempre has querido ser un mangaka, y nada te va a detener. Has leído todos los artículos, has seguido todos los pasos y estás listo para dar el paso.

    Pero convertirse en mangaka es más fácil de decir que de hacer. Es un proceso largo y difícil, y no es para los débiles de corazón. Pero si estás decidido a hacer realidad tu sueño, no hay nada que pueda detenerte.

    Si aún no estás convencido de seguir esta senda porque no sientes que exista un tipo de manga que se adecúe a tus gustos y características, en nuestro blog puedes aprender más sobre los diferentes géneros de manga. Así podrás informarte sobre cada uno de los estilos de historia e ilustración que puedes llevar a cabo en tu carrera artística.

    Regresar al blog